Archivo de la etiqueta: c cancerbero

Aloe vera y Cáncer Beneficios parte 1

Según el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) – la principal dependencia del gobierno federal de Estados Unidos dedicada a la investigación de esta patología-  el cáncer es una enfermedad en las que se observa un proceso descontrolado en la división de las células del cuerpo causada por cambios en los genes que controlan tal funcionamiento.

Los cambios genéticos que causan cáncer pueden ser: heredados, el resultado de errores que ocurren al dividirse las células u ocasionados por daño del ADN producidos por algunas exposiciones del ambiente a sustancias tales como los compuestos químicos contenidos en el humo de tabaco o a la radiación (por ejemplo a los rayos ultravioleta del sol).

Algunos factores de riesgo que pueden ocasionar que una persona desarrolle cáncer son, entre otros: el consumo de alcohol y de tabaco, la edad, ciertos gérmenes infecciosos, las hormonas, la inflamación crónica, la inmunosupresión, la exposición a la luz solar, la obesidad, la radiación. Vamos a considerar algunos.

El tabaco es la causa principal de enfermedad y muerte por cáncer. El hábito de fumar causa varios tipos de cáncer, entre ellos de pulmón, de laringe, de boca, esófago, garganta, vejiga, riñón, hígado, estómago, páncreas, colon y recto, cérvix o cuello uterino, así como leucemia mieloide aguda. Las personas que usan tabaco sin humo (rapé o mascan tabaco) tienen mayor probabilidad de desarrollar cánceres de boca, de esófago y de páncreas.

Beber alcohol puede aumentar el  riesgo de padecer cáncer de boca, garganta, esófago, laringe, hígado y seno. Cuanto mayor sea el consumo, mayor será el riesgo.

La edad promedio de personas a las que se diagnostica cáncer es de 66 años. No obstante, la enfermedad puede ocurrir en cualquier momento de la vida, por ejemplo: la edad media al momento del diagnóstico es de 61 años para el cáncer de mama, 68 años para el cáncer colorrectal, 70 años para el cáncer de pulmón y 66 para el cáncer de próstata. Sin embargo, el cáncer de hueso se diagnostica más frecuentemente en menores de 20 años, y más de una cuarta parte de los casos ocurren en este grupo de edad; el diez por ciento de las leucemias se diagnostican en niños y en adolescentes menores de 20 años, mientras que sólo uno por ciento del cáncer en general se diagnostica en ese grupo etario. Otros tipos de cáncer, como el neuroblastoma, son más comunes en niños y adolescentes que en adultos.

La radiación, de ciertas longitudes de onda, llamada radiación ionizante, tiene suficiente energía para dañar el ADN y causar cáncer. Incluye radiación ultravioleta (UV), exposición a rayos X y otras formas de radiación de alta energía.

Las radiografías, las exploraciones con tomografía computarizada (TAC), o con tomografía por emisión de positrones y la radioterapia nos pueden también causar daño celular que puede resultar en cáncer.

Sin embargo, el riesgo que una persona corre al someterse a estos procedimientos médicos es pequeño y el beneficio de hacérselos es casi siempre mayor. Las formas de radiación de energía más baja, no ionizante, como la luz visible y la energía de los teléfonos celulares y de campos magnéticos no dañan el ADN y no se ha encontrado que causen cáncer.

El consumo de gel de Aloe Vera, sobre todo el de la especie Barbadensis Miller, puede proveer múltiples beneficios a nuestra salud por las propiedades que le otorgan sus componentes.

Además de los minerales, vitaminas, aminoácidos, y demás componentes, contiene multipolisacáridos, entre ellos el acemanano, sustancia que fortalece el sistema inmunológico y favorece la producción de glóbulos blancos, además de ser un importante desintoxicante, activador de la circulación y regenerador celular.

El acemanano es generado naturalmente por nuestro organismo hasta el momento de la pubertad y de ahí en adelante lo debemos incorporar a través de la ingesta de alimentos que lo contengan, por ejemplo el jugo de Aloe Vera.

Los pacientes de cáncer son individuos inmunodeprimidos. El consumo de jugo de aloe vera les aporta importantes capacidades inmunoestimulantes, antivirales, antineoplásicas y gastrointestinales que mejoran ampliamente su resistencia a la enfermedad y tratamientos asociados.

La información específica sobre cáncer se puede consultar en: http://www.cancer.gov/espanol/cancer/naturaleza/que-es