Archivo de la categoría: NUTRICIÓN

Aloe vera, Selenio y Partos prematuros

Extraído de la publicación Carta anual 2019 de la Fundación que lideran Bill y Melinda Gates (click en la imagen para ver todo)

Las pruebas de ADN en el hogar pueden encontrar asesinos en serie y también podrían ayudar a prevenir el parto prematuro.

Los científicos han descubierto un vínculo potencial entre el parto prematuro y ciertos genes.

Bill Gates: Cuando la policía utilizó los resultados de las pruebas genéticas para capturar al asesino Golden State el año pasado, la historia llegó a los titulares de todo el mundo. Pero no es el único descubrimiento que sale de las pruebas de ADN en el hogar. Al observar más de 40,000 muestras enviadas voluntariamente por los usuarios de 23andMe, los científicos descubrieron un vínculo potencial entre el parto prematuro y seis genes, incluido uno que regula la forma en que el cuerpo usa un mineral llamado selenio.

Algunas personas tienen un gen que les impide procesar el selenio adecuadamente. El estudio 23andMe (que nuestra fundación ayudó a financiar) descubrió que las madres embarazadas que portan ese gen tenían más probabilidades de dar a luz antes de tiempo. Esto sugiere que el selenio juega un papel en determinar cuándo una mujer comienza el parto.

Comprender qué causa la prematuridad es enormemente importante. Quince millones de bebés nacen prematuros cada año, lo que la convierte en la principal causa de muerte en niños menores de cinco años. El parto prematuro afecta a las madres en todas partes del mundo, aunque algunos grupos lo experimentan a un ritmo mayor , y los bebés prematuros en los países de bajos ingresos tienen muchas más probabilidades de morir que los de los países más ricos.

Los investigadores no sabrán hasta fines de este año cómo exactamente el mineral afecta el riesgo de parto prematuro. Pero si el vínculo resulta sustancial, el selenio podría algún día ser una solución barata y fácil para ayudar a las mujeres a extender su embarazo hasta el final del embarazo.

Esta conexión es uno de los muchos avances que hemos hecho en los últimos años. Mejores herramientas y más intercambio de datos significa que finalmente estamos empezando a comprender qué hace que los bebés nazcan antes de tiempo y qué podemos hacer para mantenerlos en el útero por más tiempo. Estoy particularmente emocionado por el simple análisis de sangre para la prematuridad que está desarrollando un equipo en Stanford. Puede decirle a una mujer qué tan pronto dará a luz, de modo que pueda trabajar con su médico para minimizar los riesgos.

Melinda Gates: A pesar de todos los descubrimientos prometedores que Bill acaba de describir, lo que es tan sorprendente para mí es lo poco que sabemos sobre la prematuridad. No puedo pensar en otra cosa que afecte al 10 por ciento de las personas en todas partes del mundo, pero que recibe muy poca atención.

Para la gran mayoría de los nacimientos prematuros, no podemos identificar la causa, ni tampoco sabemos por qué algunos grupos de mujeres son más propensos a dar a luz a sus bebés antes de tiempo. Por ejemplo, es un misterio por qué las mujeres más altas tienen embarazos más largos. Y en los EE. UU., Es un misterio por qué las mujeres afroamericanas se desempeñan prematuramente con más frecuencia que las mujeres que emigran desde países africanos. Una teoría es sociocultural: que el racismo y la discriminación que las mujeres afroamericanas han enfrentado durante toda su vida lleva a un estrés que daña su salud. Otra es que la mezcla de microorganismos en los cuerpos de las mujeres puede ser diferente cuando se crían aquí. Simplemente no lo sabemos.

Pero aquí hay una cosa que sí sabemos: la prematuridad no es binaria. Importa mucho cuán temprano nace un bebé; un bebé nacido a las 36 semanas está mucho mejor que un bebé nacido a las 34 semanas. Nuestro objetivo no debe ser prevenir categóricamente la prematuridad, lo que puede ser imposible de todos modos. En su lugar, debería ser extender los embarazos más cerca del término para todos. Y finalmente estamos empezando a llenar los vacíos en nuestro conocimiento sobre cómo hacerlo.

NOTA de Eduardo Litvachkes: El jugo natural de Aloe vera Barbadensis Miller estabilizado es una fuente de Selenio entre otros principios activos

Más detalles personalizados en mi whats app dejandome un enlace identificándote o un audio en esta misma página Contactame http://bit.ly/edulit3001



 

Aloe vera propiedades maravillosas

Más detalles y como obtenerlo haciendo click en este enlace a mi whats app IDENTIFICANDOTE:
Contactame http://bit.ly/edulit3001

#aloevera #propiedades del aloe vera

 

Artritis reumatoidea, Aloe vera y Aceites Omega

Gracias Yoni por tu valioso testimonio de como le estás ganando a la Artritis reumatoidea

Mas detalles en mi whats app, haciendo click en el mensaje IDENTIFCÁNDOTE
Contactame http://bit.ly/edulit3001

Aloe vera, Trastornos Circulatorios, Sinusitis y Diabetes

Testimonio INCREÍBLE

Más detalles personalizados haciendo click en este enlace a mi whats app IDENTIFICÁNDOTE:

Contactame http://bit.ly/edulit3001

 

Aloevera y Afonía por reflujo esofágico

 

Más delalles en mi whats app dejandome un mensaje identíficándote:

Contactame http://bit.ly/edulit3001


Aloe vera y Cáncer Parte 2

En este video repasaremos conceptos expresados por Instituto Nacional del Cáncer (NCI) – la principal dependencia del gobierno federal de Estados Unidos dedicada a la investigación de esta patología –  el cáncer es una enfermedad en las que se observa un proceso descontrolado en la división de las células del cuerpo causada por cambios en los genes que controlan tal funcionamiento.

Esta institución establece que algunos factores de riesgo que pueden ocasionar que una persona desarrolle cáncer son, entre otros: el consumo de alcohol y de tabaco, la edad, ciertos infecciosos, las hormonas, algunos gérmenes infecciosos, la inflamación crónica, la inmunosupresión, la exposición a la luz solar, la obesidad, la radiación. Vamos a considerar los riesgos que no habíamos comentado en el post anterior (ALOE VERA Y CANCER I).

Ciertos virus, bacterias y parásitos, pueden causar cáncer o aumentar el riesgo de que personas infectadas desarrollen la enfermedad. Por ejemplo, las infecciones con los tipos de virus del papiloma humano  (HPV) causan casi todos los cánceres de cuello uterino y la  mayoría de los cánceres de ano y cánceres de vagina, vulva y de pene; el virus de la hepatitis B y  el de la hepatitis C (VHB y VHC respectivamente) pueden causar cáncer de hígado y el virus de leucemia/linfoma de células T humanas tipo 1 (HTLV-1) puede causar un tipo de leucemia y linfoma.

Un grupo de hormonas sexuales femeninas, los estrógenos han sido asociadas con el riesgo de desarrollar ciertos cánceres.  Por ejemplo, al tomar una terapia hormonal combinada para la menopausia se puede aumentar el riesgo de una mujer de padecer cáncer de seno o mama.

La inflamación es una respuesta fisiológica normal que causa que sane un tejido lastimado. Un proceso inflamatorio empieza cuando un tejido dañado libera ciertos compuestos químicos. Como respuesta a este estímulo, los glóbulos blancos producen sustancias que hacen que las células se dividan y crezcan para reconstruir el tejido y reparar la lesión.

Una vez que sane la herida, terminará el proceso inflamatorio. En la inflamación crónica, el proceso inflamatorio puede empezar aún cuando no haya lesión, pero no termina cuando debería terminar. Puede ser causada por infecciones que no desaparecen, por reacciones inmunitarias anormales a los tejidos normales o por estados como la obesidad. Con el tiempo, la inflamación crónica puede dañar al ADN y llevar al cáncer. Por ejemplo, la gente con enfermedades inflamatorias crónicas del intestino, tales como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn, tiene un mayor riesgo de cáncer de colon.

 

Muchas personas que reciben trasplantes de órganos toman medicamentos que suprimen el sistema inmunitario para evitar que el cuerpo rechace el órgano. Estos fármacos “inmunosupresores” hacen que el sistema inmunitario sea menos capaz de detectar y destruir las células cancerosas o de combatir las infecciones que causan cáncer. La infección por VIH (SIDA) también debilita el sistema inmunitario y aumenta el riesgo de ciertos cánceres, algunos causados por gérmenes infecciosos.

La exposición a la radiación UV causa envejecimiento prematuro de la piel y daños que puede resultar en cáncer de piel.

Las personas obesas pueden tener un riesgo mayor de padecer varios tipos de cáncer, incluso cánceres de seno (en mujeres posmenopáusicas), de colon, de recto, endometrio (revestimiento del útero), de esófago, riñón, páncreas y vesícula biliar.

Los enfermos de cáncer son individuos inmunodeprimidos.

El consumo de jugo de aloe vera les aporta importantes  capacidades inmunoestimulantes, antivirales, antineoplásicas y gastrointestinales que mejoran ampliamente su resistencia a la enfermedad y a sus tratamientos asociados.

Mas detalles en mi whats app identificandote en:                                                  Contactame http://bit.ly/edulit3001

 

La información específica sobre cáncer se puede consultar en: http://www.cancer.gov/espanol/cancer/naturaleza/que-es

Un testimonio impresionante de como revirtió un Vitiligo gigante

Aloe Barbadensis Miller ó Aloe verdadero

En la naturaleza existen numerosas especies de aloe, pero es el denominado Aloe Barbadensis Miller el que provee propiedades medicinales y cosméticas de gran trascendencia.  Se trata de una planta perenne perteneciente a la familia de las Lilaceas que se desarrolla en regiones de suelos arenosos y áridos.

Su aspecto es el de una planta que alcanza entre los 60 y 90 cm de altura, cuyas hojas – de forma lanceolada de bordes espinosos dentados – crecen en forma de roseta espiral alrededor del tallo. Se trata de una planta xerófila: posee tejidos para el almacenamiento de agua que le permite sobrevivir tras largos periodos de tiempo en condiciones de sequía.

Las hojas del áloe están revestidas por una capa protectora que posee una especie de poros que filtran el aire y el agua. Bajo ésta hay una capa de aloína: una savia amarilla que contiene antraquinonas (de propiedades laxantes) que debe extraerse durante el procesode estabilización.

Finalmente y en el interior se encuentra el gel de la planta, una sustancia transparente compuesta por un 99% de agua y otros componentes: glucomananos, aminoácidos, lípidos, esteroles y vitaminas.

El gel de las hojas de aloe está en su estado óptimo de contenido nutricional en plantas de entre 4 y 6 años de edad como mínimo y su calidad depende del suelo y de las condiciones climáticas de la zona de cultivo.

La cosecha de las hojas se debe hacer con mucho cuidado, sin presionarlas para evitar que se mezcle el gel con la aloína y otras substancias químicas no deseables que se extraen en su proceso de industrialización.

El gel se oxida rápidamente ante con el contacto con el aire, lo que provoca que se degraden sus propiedades. La calidad del gel reside tanto en el proceso de extracción como en el método de estabilización y de conservación del producto.

El método de estabilización industrial que permite la conservación de todas las propiedades del producto consiste en dejar incubar el gel en recipientes. Se le agrega vitamina C, vitamina E y sorbitol para impedir que se oxide. Se trabaja a temperaturas precisas para lograr un procesamiento que asegure que no se alteran ni pierden las propiedades del producto.

Los agentes activos del áloe compensan los déficits de las microsustancias del organismo. Su capacidad curativa se debe a la sinergia generada por la combinación de sus importantes componentes: Lignina, saponinas, antraquinonas; Vitaminas (A, B1, B2, B6, B9, B12, C, E); Minerales (Calcio, Fósforo, Hierro, Sodio, Cloro, Germanio, Manganeso, Magnesio, Cobre, Cromo, Zinc); Mono y polisacáridos (Celulosa, Glucosa, Manosa–Aldonentosa,  Acido urónico, Lipasa, Aliinasa); Aminoácidos esenciales y secundarios (Isoleucina, Leucina, Lisina, Metionina, Fenilalanina, Teonina, Valina, Ácido aspártico, Ácido glutámico, Alanina, Arginina, Histidina, entre otros); Enzimas (Fosfatasa ácida, Amilasa Bradiquinasa o bradiquininasa, Catalasa, Celulasa, Creatinin-fosfoquinasa, Lipasa, Nucleotidasa, Fosfatasa alcalina, Proteolitiasa o proteasa); otras sustancias tales como ácido salicílico, ácido crisofánico, aceites volátiles, etc.

El consumo de gel de Aloe Barbadensis Miller –entre otras propiedades – cicatriza y desinfecta las heridas, facilita la digestión, activa la circulación, las funciones renales, hepáticas y biliares, atenúa los dolores artríticos y reumáticos, es un regulador del tránsito intestinal y un complemento alimenticio que contiene numerosas vitaminas y oligoelementos, combate las alergias, alivia los dolores de origen artrítico o reumático, es eficaz contra la seborrea, el herpes, el acné rosácea, la psoriasis, los eczemas y las micosis, los herpes febriles.

Protege el organismo contra las úlceras gástricas, elimina las dificultades digestivas y favorece el tránsito intestinal, mejora las funciones hepáticas y demuestra ser un antídoto eficaz contra el exceso de consumo de alcohol, se usa en la prevención de la cirrosis del hígado, repara las quemaduras de la piel y regenera los tejidos irradiados.

Es un excelente suplemento para mantener los dientes y las encías sanas, protegerse del sarro y de las caries, cierra los poros demasiado abiertos del cuero cabelludo y vigoriza, por su penetración subcutánea, la raíz del cabello, devuelve a la piel su elasticidad, elimina las arrugas, actúa contra las erupciones, el acné y las irritaciones, protege la piel de la contaminación ambiental y las quemaduras del sol, facilita la regeneración de las pieles perezosas o cansadas, es eficaz contra las ampollas, las irritaciones de la piel de la planta y los dedos de los pies y el olor debido al sudor.

Alivia inmediatamente el dolor producido por esguinces, torceduras, tendinitis, dislocaciones, lumbagos, luxaciones, es eficaz contra las ampollas, las irritaciones de la piel de la planta y los dedos de los pies y el olor debido al sudor, fortalece el sistema inmunológico y favorece la producción de glóbulos blancos.

El consumo de jugo de aloe vera aporta importantes capacidades inmunoestimulantes, antivirales, antineoplásicas y gastrointestinales que mejoran ampliamente su resistencia a la enfermedad y tratamientos asociados.

En el mundo existen muchos productores de áloe y varios laboratorios de renombre que lo comercializan. El consumidor, para asegurarse la efectividad del producto debe vigilar la concentración de gel que contiene, su nivel de pureza y la forma de estabilización. Existen organismos tales como el IASC (International Aloe Science Council) que se dedican a controlar la calidad de los productos que se comercializan comprobando que el porcentaje de aloe vera contenido en cada producto figura con exactitud en su envase. Los productos que superan los controles son destacados con un sello que garantiza la aprobación de los mismos.

Los consumidores deben verificar la existencia del mismo en el packaging antes de cerrar la compra, como reaseguro de su calidad.

Por todo lo expuesto, el Aloe Barbadensis Miller está cada vez más atrayendo la atención por su capacidad de proveer muchos beneficios a la salud y estilo de vida.

Aloe vera y Cáncer Beneficios parte 1

Según el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) – la principal dependencia del gobierno federal de Estados Unidos dedicada a la investigación de esta patología-  el cáncer es una enfermedad en las que se observa un proceso descontrolado en la división de las células del cuerpo causada por cambios en los genes que controlan tal funcionamiento.

Los cambios genéticos que causan cáncer pueden ser: heredados, el resultado de errores que ocurren al dividirse las células u ocasionados por daño del ADN producidos por algunas exposiciones del ambiente a sustancias tales como los compuestos químicos contenidos en el humo de tabaco o a la radiación (por ejemplo a los rayos ultravioleta del sol).

Algunos factores de riesgo que pueden ocasionar que una persona desarrolle cáncer son, entre otros: el consumo de alcohol y de tabaco, la edad, ciertos gérmenes infecciosos, las hormonas, la inflamación crónica, la inmunosupresión, la exposición a la luz solar, la obesidad, la radiación. Vamos a considerar algunos.

El tabaco es la causa principal de enfermedad y muerte por cáncer. El hábito de fumar causa varios tipos de cáncer, entre ellos de pulmón, de laringe, de boca, esófago, garganta, vejiga, riñón, hígado, estómago, páncreas, colon y recto, cérvix o cuello uterino, así como leucemia mieloide aguda. Las personas que usan tabaco sin humo (rapé o mascan tabaco) tienen mayor probabilidad de desarrollar cánceres de boca, de esófago y de páncreas.

Beber alcohol puede aumentar el  riesgo de padecer cáncer de boca, garganta, esófago, laringe, hígado y seno. Cuanto mayor sea el consumo, mayor será el riesgo.

La edad promedio de personas a las que se diagnostica cáncer es de 66 años. No obstante, la enfermedad puede ocurrir en cualquier momento de la vida, por ejemplo: la edad media al momento del diagnóstico es de 61 años para el cáncer de mama, 68 años para el cáncer colorrectal, 70 años para el cáncer de pulmón y 66 para el cáncer de próstata. Sin embargo, el cáncer de hueso se diagnostica más frecuentemente en menores de 20 años, y más de una cuarta parte de los casos ocurren en este grupo de edad; el diez por ciento de las leucemias se diagnostican en niños y en adolescentes menores de 20 años, mientras que sólo uno por ciento del cáncer en general se diagnostica en ese grupo etario. Otros tipos de cáncer, como el neuroblastoma, son más comunes en niños y adolescentes que en adultos.

La radiación, de ciertas longitudes de onda, llamada radiación ionizante, tiene suficiente energía para dañar el ADN y causar cáncer. Incluye radiación ultravioleta (UV), exposición a rayos X y otras formas de radiación de alta energía.

Las radiografías, las exploraciones con tomografía computarizada (TAC), o con tomografía por emisión de positrones y la radioterapia nos pueden también causar daño celular que puede resultar en cáncer.

Sin embargo, el riesgo que una persona corre al someterse a estos procedimientos médicos es pequeño y el beneficio de hacérselos es casi siempre mayor. Las formas de radiación de energía más baja, no ionizante, como la luz visible y la energía de los teléfonos celulares y de campos magnéticos no dañan el ADN y no se ha encontrado que causen cáncer.

El consumo de gel de Aloe Vera, sobre todo el de la especie Barbadensis Miller, puede proveer múltiples beneficios a nuestra salud por las propiedades que le otorgan sus componentes.

Además de los minerales, vitaminas, aminoácidos, y demás componentes, contiene multipolisacáridos, entre ellos el acemanano, sustancia que fortalece el sistema inmunológico y favorece la producción de glóbulos blancos, además de ser un importante desintoxicante, activador de la circulación y regenerador celular.

El acemanano es generado naturalmente por nuestro organismo hasta el momento de la pubertad y de ahí en adelante lo debemos incorporar a través de la ingesta de alimentos que lo contengan, por ejemplo el jugo de Aloe Vera.

Los pacientes de cáncer son individuos inmunodeprimidos. El consumo de jugo de aloe vera les aporta importantes capacidades inmunoestimulantes, antivirales, antineoplásicas y gastrointestinales que mejoran ampliamente su resistencia a la enfermedad y tratamientos asociados.

La información específica sobre cáncer se puede consultar en: http://www.cancer.gov/espanol/cancer/naturaleza/que-es