Aloe vera y Cáncer Parte 2

Share the joy
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En este video repasaremos conceptos expresados por Instituto Nacional del Cáncer (NCI) – la principal dependencia del gobierno federal de Estados Unidos dedicada a la investigación de esta patología –  el cáncer es una enfermedad en las que se observa un proceso descontrolado en la división de las células del cuerpo causada por cambios en los genes que controlan tal funcionamiento.

Esta institución establece que algunos factores de riesgo que pueden ocasionar que una persona desarrolle cáncer son, entre otros: el consumo de alcohol y de tabaco, la edad, ciertos infecciosos, las hormonas, algunos gérmenes infecciosos, la inflamación crónica, la inmunosupresión, la exposición a la luz solar, la obesidad, la radiación. Vamos a considerar los riesgos que no habíamos comentado en el post anterior (ALOE VERA Y CANCER I).

Ciertos virus, bacterias y parásitos, pueden causar cáncer o aumentar el riesgo de que personas infectadas desarrollen la enfermedad. Por ejemplo, las infecciones con los tipos de virus del papiloma humano  (HPV) causan casi todos los cánceres de cuello uterino y la  mayoría de los cánceres de ano y cánceres de vagina, vulva y de pene; el virus de la hepatitis B y  el de la hepatitis C (VHB y VHC respectivamente) pueden causar cáncer de hígado y el virus de leucemia/linfoma de células T humanas tipo 1 (HTLV-1) puede causar un tipo de leucemia y linfoma.

Un grupo de hormonas sexuales femeninas, los estrógenos han sido asociadas con el riesgo de desarrollar ciertos cánceres.  Por ejemplo, al tomar una terapia hormonal combinada para la menopausia se puede aumentar el riesgo de una mujer de padecer cáncer de seno o mama.

La inflamación es una respuesta fisiológica normal que causa que sane un tejido lastimado. Un proceso inflamatorio empieza cuando un tejido dañado libera ciertos compuestos químicos. Como respuesta a este estímulo, los glóbulos blancos producen sustancias que hacen que las células se dividan y crezcan para reconstruir el tejido y reparar la lesión.

Una vez que sane la herida, terminará el proceso inflamatorio. En la inflamación crónica, el proceso inflamatorio puede empezar aún cuando no haya lesión, pero no termina cuando debería terminar. Puede ser causada por infecciones que no desaparecen, por reacciones inmunitarias anormales a los tejidos normales o por estados como la obesidad. Con el tiempo, la inflamación crónica puede dañar al ADN y llevar al cáncer. Por ejemplo, la gente con enfermedades inflamatorias crónicas del intestino, tales como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn, tiene un mayor riesgo de cáncer de colon.

 

Muchas personas que reciben trasplantes de órganos toman medicamentos que suprimen el sistema inmunitario para evitar que el cuerpo rechace el órgano. Estos fármacos “inmunosupresores” hacen que el sistema inmunitario sea menos capaz de detectar y destruir las células cancerosas o de combatir las infecciones que causan cáncer. La infección por VIH (SIDA) también debilita el sistema inmunitario y aumenta el riesgo de ciertos cánceres, algunos causados por gérmenes infecciosos.

La exposición a la radiación UV causa envejecimiento prematuro de la piel y daños que puede resultar en cáncer de piel.

Las personas obesas pueden tener un riesgo mayor de padecer varios tipos de cáncer, incluso cánceres de seno (en mujeres posmenopáusicas), de colon, de recto, endometrio (revestimiento del útero), de esófago, riñón, páncreas y vesícula biliar.

Los enfermos de cáncer son individuos inmunodeprimidos.

El consumo de jugo de aloe vera les aporta importantes  capacidades inmunoestimulantes, antivirales, antineoplásicas y gastrointestinales que mejoran ampliamente su resistencia a la enfermedad y a sus tratamientos asociados.

Mas detalles en mi whats app identificandote en:                                                  Contactame http://bit.ly/edulit3001

 

La información específica sobre cáncer se puede consultar en: http://www.cancer.gov/espanol/cancer/naturaleza/que-es


Share the joy
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*