Aloe Barbadensis Miller ó Aloe verdadero

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En la naturaleza existen numerosas especies de aloe, pero es el denominado Aloe Barbadensis Miller el que provee propiedades medicinales y cosméticas de gran trascendencia.  Se trata de una planta perenne perteneciente a la familia de las Lilaceas que se desarrolla en regiones de suelos arenosos y áridos.

Su aspecto es el de una planta que alcanza entre los 60 y 90 cm de altura, cuyas hojas – de forma lanceolada de bordes espinosos dentados – crecen en forma de roseta espiral alrededor del tallo. Se trata de una planta xerófila: posee tejidos para el almacenamiento de agua que le permite sobrevivir tras largos periodos de tiempo en condiciones de sequía.

Las hojas del áloe están revestidas por una capa protectora que posee una especie de poros que filtran el aire y el agua. Bajo ésta hay una capa de aloína: una savia amarilla que contiene antraquinonas (de propiedades laxantes) que debe extraerse durante el procesode estabilización.

Finalmente y en el interior se encuentra el gel de la planta, una sustancia transparente compuesta por un 99% de agua y otros componentes: glucomananos, aminoácidos, lípidos, esteroles y vitaminas.

El gel de las hojas de aloe está en su estado óptimo de contenido nutricional en plantas de entre 4 y 6 años de edad como mínimo y su calidad depende del suelo y de las condiciones climáticas de la zona de cultivo.

La cosecha de las hojas se debe hacer con mucho cuidado, sin presionarlas para evitar que se mezcle el gel con la aloína y otras substancias químicas no deseables que se extraen en su proceso de industrialización.

El gel se oxida rápidamente ante con el contacto con el aire, lo que provoca que se degraden sus propiedades. La calidad del gel reside tanto en el proceso de extracción como en el método de estabilización y de conservación del producto.

El método de estabilización industrial que permite la conservación de todas las propiedades del producto consiste en dejar incubar el gel en recipientes. Se le agrega vitamina C, vitamina E y sorbitol para impedir que se oxide. Se trabaja a temperaturas precisas para lograr un procesamiento que asegure que no se alteran ni pierden las propiedades del producto.

Los agentes activos del áloe compensan los déficits de las microsustancias del organismo. Su capacidad curativa se debe a la sinergia generada por la combinación de sus importantes componentes: Lignina, saponinas, antraquinonas; Vitaminas (A, B1, B2, B6, B9, B12, C, E); Minerales (Calcio, Fósforo, Hierro, Sodio, Cloro, Germanio, Manganeso, Magnesio, Cobre, Cromo, Zinc); Mono y polisacáridos (Celulosa, Glucosa, Manosa–Aldonentosa,  Acido urónico, Lipasa, Aliinasa); Aminoácidos esenciales y secundarios (Isoleucina, Leucina, Lisina, Metionina, Fenilalanina, Teonina, Valina, Ácido aspártico, Ácido glutámico, Alanina, Arginina, Histidina, entre otros); Enzimas (Fosfatasa ácida, Amilasa Bradiquinasa o bradiquininasa, Catalasa, Celulasa, Creatinin-fosfoquinasa, Lipasa, Nucleotidasa, Fosfatasa alcalina, Proteolitiasa o proteasa); otras sustancias tales como ácido salicílico, ácido crisofánico, aceites volátiles, etc.

El consumo de gel de Aloe Barbadensis Miller –entre otras propiedades – cicatriza y desinfecta las heridas, facilita la digestión, activa la circulación, las funciones renales, hepáticas y biliares, atenúa los dolores artríticos y reumáticos, es un regulador del tránsito intestinal y un complemento alimenticio que contiene numerosas vitaminas y oligoelementos, combate las alergias, alivia los dolores de origen artrítico o reumático, es eficaz contra la seborrea, el herpes, el acné rosácea, la psoriasis, los eczemas y las micosis, los herpes febriles.

Protege el organismo contra las úlceras gástricas, elimina las dificultades digestivas y favorece el tránsito intestinal, mejora las funciones hepáticas y demuestra ser un antídoto eficaz contra el exceso de consumo de alcohol, se usa en la prevención de la cirrosis del hígado, repara las quemaduras de la piel y regenera los tejidos irradiados.

Es un excelente suplemento para mantener los dientes y las encías sanas, protegerse del sarro y de las caries, cierra los poros demasiado abiertos del cuero cabelludo y vigoriza, por su penetración subcutánea, la raíz del cabello, devuelve a la piel su elasticidad, elimina las arrugas, actúa contra las erupciones, el acné y las irritaciones, protege la piel de la contaminación ambiental y las quemaduras del sol, facilita la regeneración de las pieles perezosas o cansadas, es eficaz contra las ampollas, las irritaciones de la piel de la planta y los dedos de los pies y el olor debido al sudor.

Alivia inmediatamente el dolor producido por esguinces, torceduras, tendinitis, dislocaciones, lumbagos, luxaciones, es eficaz contra las ampollas, las irritaciones de la piel de la planta y los dedos de los pies y el olor debido al sudor, fortalece el sistema inmunológico y favorece la producción de glóbulos blancos.

El consumo de jugo de aloe vera aporta importantes capacidades inmunoestimulantes, antivirales, antineoplásicas y gastrointestinales que mejoran ampliamente su resistencia a la enfermedad y tratamientos asociados.

En el mundo existen muchos productores de áloe y varios laboratorios de renombre que lo comercializan. El consumidor, para asegurarse la efectividad del producto debe vigilar la concentración de gel que contiene, su nivel de pureza y la forma de estabilización. Existen organismos tales como el IASC (International Aloe Science Council) que se dedican a controlar la calidad de los productos que se comercializan comprobando que el porcentaje de aloe vera contenido en cada producto figura con exactitud en su envase. Los productos que superan los controles son destacados con un sello que garantiza la aprobación de los mismos.

Los consumidores deben verificar la existencia del mismo en el packaging antes de cerrar la compra, como reaseguro de su calidad.

Por todo lo expuesto, el Aloe Barbadensis Miller está cada vez más atrayendo la atención por su capacidad de proveer muchos beneficios a la salud y estilo de vida.


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*